20180516

Nóveles de Sangre Nueva



Por Martha Manarini.

Escrito sobre la ANTOLOGIA SANGRE NUEVA,  2018.


A inicios de 2018, el binomio de escritores y gestores culturales: Pablo Garrido Bravo y Rómulo Meléndez, aportan a la dinámica del quehacer intercultural de Ámsterdam, una nueva antología de
Círculo Dilecto Ámsterdam , y la Editorial Arlequín de San Telmo, que reúne 11 poesías y 20 relatos breves de escritores de habla castellana residentes en Holanda.

Instada hacia la convocatoria de escritores nóveles, a la Antología 2018 se le otorga el nombre de SANGRE NUEVA.

Los escritores editados por primer vez por Circulo Dilecto y la Editorial Arlequín de San Telmo, son acompañados por autores que ya han participado en ediciones promocionales anterior de
esta Gestión Cultural. Sin embargo, el posibilitado talent asentado en el oficio de las letras, empareja ambos grupos ante el resultado equivalente del desafío siempre inaugural de la página
en blanco y el afán de volcar en ella palabras con musicalidad y sentido consolidándose en lo que será llamado poesía, o narrativa, o la apertura promocional y cautivadoramente inaugural
como el rap en música, de la nueva gama de textos innovadores surgidos de la dinámica tecnológica virtual propia de la ávida comunicación inmediatista y escueta contemporánea que a mí
personalmente me atrapa.

Si la gestión de Círculo Dilecto Ámsterdam y la Editorial Arlequín de San Telmo ha pretendido con SANGRE NUEVA, incorporar nuevos talentos, la presente Antología 2018 ha
logrado tal propósito con creces, ya que los textos seleccionados denotan originalidad y validos recursos literarios en la consumación de las composiciones, permitiendo albergar no pocas esperanzas en el suceso de esta edición SANGRE NUEVA y en futuros logros de los creadores.

La Antología fue presentada al público en Casa Migrante de Ámsterdam, espacio cultural y Biblioteca que en breve tiempo se ha convertido en ámbito de iniciativas y fructífero quehacer de
interculturalidad, ofreciendo un programa dinámico y secuencial, además de una copiosa biblioteca de más de miles de libros en idioma castellano.

Personalmente. la lectura de la Antología SANGRE NUEVA me ha cautivado por sus acabados textos instándome a releerlos y a acercar a Círculo Dilecto Ámsterdam, este breve y comedido
comentario de algunos de ellos en base a señalar la efectividad de los recursos utilizados para enriquecer su texto, por ejemplo, el destacado relato de la hondureña Lety Elvir, relato asertivo desde
la elección del título entre irónico y mordaz... o ¿por qué no? la precavida modestia de la autora que deja los acontecimientos avanzar sin definirlos sino situándose en su extrañeza:: Todas las
guerras son extrañas, condensa vivencias secuenciadas en las que los sentires de roles atávicos como el de la maternidad y la heroicidad, son reunidos como opción sino antagónica pero que
posterga la cotidianeidad en la vivencia del amor y resguardo materno por la opción política exigida como misión épica trascendental.
La escritora, desde el punto de vista estilístico, logra la difícil compatibilidad entre forma y contenido, aunque teóricamente unidos , lo estimo como un logro en el ejercicio de las letras y en
Todas las guerras son extrañas, estilo y tema resultan imbricarse, adosando un componente estéticamente jerarquizador al resultado de su relato breve.

Los recursos del lenguaje escueto con economía de adicionales que distraerían este relato que instrumenta categorías substanciales como el amor y el sacrificio, en la dación con renuncia de la cotidianeidad de una madre hacia sus hijos, por la opción de un rol políticamente heroico vuelto sufrimiento auto infligido.

La épica de la historia, veraz o ficcional, es vista en su esterelidad al interrumpirse por un absurdo kafqueano, tan concerniente a la narrativa latinoamericana que ésta acaba
haciéndola suya.

Es un relato hozado y descarnado, cuyo dramatismo se vuelve invisible al ser transferido a una inevitable obviedad de roles, colocando a Lety Elvir como una escritora que asume una
temática testimonial indiferenciada de su siglo y de su tiempo.

Relato que no obstante el señalado aquí y ahora de la anécdota, logra volverla atemporal y mítica al haber acudido diestramente la escritora, a mantener incontaminada, la esencialidad de sus
componentes llevándolos al orden de lo absoluto y porqué no, a lo mítico, afirmado, por la construcción escueta y substanciada de la protagonista ¿o heroína? del relato.

Fiel a la importancia del rol del final en la técnica del relato breve, la autora jerarquiza la anécdota destacando el temple del personaje en el sentimiento abarcador de su existencialidad. Evita
el desgarro concluyendo el relato breve ¿con qué sino que con una propuesta reivindicar del amor y el coraje convertido en desafío? sugiriendo esa actitud una otra batalle sino guerra que -siempre
por amor a sus hijos-librará la protagonist.

Todas las guerras son extrañas, es el relato impecable de Lety Elvir, y Mírala, esa es y Pequeña astilla, en las páginas 89 y 90, sus poesías que la revelan como una escritora que, de aceptar el desafío de asumir el oficio de escribir, logrará indimensionada talla.

Me ha significado un placer hallar en la ANTOLOGIA SANGRE NUEVA, numerosos relatos que innovan recursos o acuden a inéditos mecanismos estético expresivos, para sumarse a la literatura en propuestas ficcionales, vivenciales, testimoniales  o jocosas, como la sucesión de guiños con los que Matias Brasca Brasca erige su excelente texto Tótem en la página 66, obligando al lector a interpolarse continuamente para seguir la dinámica trama a de este relato de estructura innovadora que bien podría sumarse a los modelos de contemporaneidad y no solo por suprimir al narrador, sino que Brasca se omite como autor permitiendo que sean los personajes quienes construyan el texto.

Pedro Araya, en El Reencuentro, página 61. se evidencia como avezado autor que diestramente nos sumerge en un relato con dejos onírico y atmósfera cortaziana. La logra hábilmente, al acudir a situar al protagonista en tercera persona durante el desarrollo de la narrativa. También intensifica el efecto de contraposiciones temporales, condicionando secuencias y personajes a ambos sometimientos que mantienen la tensión del texto hasta un acertado y generoso final.

No quiero concluir este escueto comentario sobre los narradores de la Antología SANGRE NUEVA, sin destacar el impeccable texto La Bruja, de Alejandra Casanova donde los tiempos de la narración están cuidadosamente mesurados y sostenidos por la pericia y el talento narrativo de la autora, que
vierte el texto sobre la página tan sabiamente estructurado como si se tratara de una sinfonía.
Y si suena música, es también la del primer poema que inicia el ensamble POESÍAS de la Antología Sangre Nueva, que desde la página 75 suena acompasando el evocativo poema Soneto de Levantinos y de Godos, de Juan Tajes honrando el origen de su casta ancestral de siempre errantes hasta emocionarnos en una esquina del mítico Uruguay que tanto amaron. Una locuaz página vuelta modélica que honra también la Antología.

Merito el tiempo de lectura brindado por esta Antología SANGRE NUEVA en la suma de autores con quienes compartimos la gracia de escribir textos de inacabados etcéteras ponderables que exceden la brevedad de este comentario.

El talento literario augural que ejercen los autores que reúne esta Antología, mantendrá el interés de la lectura de este objeto libro o libro en papel, tan caro para quienes amamos las bibliotecas a pesar de la incompatibilidad de su volúmenes con quienes cedemos al nomadismo.

Personalmente agradezco a los gestores, la oportunidad concedida de publicar en la Antología, mi primer texto no ficcional: La Isla de Bananal, Martha Manarini, Siendo yo autora de relatos de ficción, escribí esta crónica de viaje como un desafío, influida por la reflexión, a la que nos convocó nuestro oficio, sobre la crisis del cuento de ficción en la literatura latinoamericana. El resultado de acudir a lo que la memoria y la vida ha sido capaz de otorgarme en un lugar y un tiempo, es la
crónica de la página 31 de esta Antología. LIBRORUM NOVO. CíRCULO D.M.